Adara, favorita en 'GH VIP': Solo el 24% de los votos en contra

El ojito derecho de la audiencia aplastó a Irene Junquera que se convirtió en la expulsada de la última gala
Solamente un 23,8% de los votantes querían a Adara Molinero fuera de 'Gran Hermano VIP' | Mediaset

La decisión estaba cantada desde que este martes se confirmara que la primera salvada entre las tres nominadas en ‘Gran Hermano VIP’ era Estela Grande. Irene Junquera no tenía nada que hacer y era cuestión de tiempo —48 horas concretamente—, que se confirmara su expulsión, frente a la todopoderosa para la audiencia, Adara Molinero.

Con un 76,2% de los votos, la periodista especializada en deportes decía adiós a su experiencia en la séptima edición del reality show estrella de Telecinco. Una diferencia abismal frente a la azafata, que se sigue postulando como la gran favorita del público para alzarse como ganadora del concurso.

Irene se fue, eso sí, atreviéndose a dar un consejo a su adversaria en esta particular final. A pesar de haber protagonizado una participación discreta, y de no haber logrado nunca la simpatía de la audiencia, Junquera recomendó a Adara que actuara con más naturalidad. «Ábrete un poquito, que la gente te quiere conocer», le comentaba sorprendentemente a la exmodelo. 

Adara, tocada por la varita del público

La inesperada salvación de Estela Grande el pasado martes sigue siendo cuestión de polémica en las redes sociales, que consideran que no se contabilizaron correctamente los votos. La audiencia siempre ha mostrado su prioridad por Adara Molinero, por lo que se daba por hecho que la esposa de Diego Matamoros fuera la rival de Irene Junquera en la votación de este jueves.

Sin embargo, sea por el motivo que sea, fue la azafata la que se encontró a un solo paso del abismo, situación que hasta ahora había evitado en varias ocasiones. Por ello, ante la falta de costumbre, Jorge Javier Vázquez no dudó en preguntarle cómo se sentía al ser protagonista de esta situación, teniendo en cuenta que finalmente había logrado salvarse.

«Siento muchísima alegría y agradecimiento», reconocía Adara Molinero, admitiendo que al estar en esta situación también «me siento mal porque se va una compañera». Así, reconoció que no es lo mismo vivir una expulsión desde dentro de la casa que desde la puerta de salida, aunque no dudó en reiterar que «pienso que debería haber estado con otras personas antes que con ella», defendiendo así el concurso realizado por Irene Junquera.

Más tranquila y viendo de lejos el tenso momento que había tenido que compartir con su compañera, Adara Molinero aprovechó para valorar su paso en el concurso. Destacó las ganas que tiene de seguir avanzando y quemando etapas, aunque también aceptó que una parte de ella quiere salir de Guadalix de la Sierra para ver a su hijo. «Le echo muchísimo de menos», admitió.

Comentarios
amen
amen