Estela Grande y Kiko Jiménez piden una hora sin cámaras

Las respectivas parejas de Diego Matamoros y Sofía Suescun están dispuestos a todo para lograr el perdón de la audiencia
Estela Grande y Kiko Jiménez piden una hora sin cámaras en 'Gran Hermano VIP' | Mediaset

 

¿Mentira o realidad? ¿Ficción o casualidad? La séptima edición de ‘Gran Hermano VIP’ cada vez tiene más paralelismos com la saga ‘Matrix’. Los culpables de esta tendencia no son otros que Kiko Jiménez y Estela Grande, que han levantado todas sospechas de un posible amaño en el desarrollo del reality show.

«No te preocupes porque Diego va a remar a favor. Diego es muy inteligente y me va a pillar a mí», han sido las palabras de la esposa de Diego Matamoros al novio de Sofía Suescun que han desatado toda clase de reacciones. Sin embargo, conscientes del problema en el que se pueden haber metido, la pareja no ha tardado en buscar una solución alternativa.

En medio de la oleada de críticas que clama por una expulsión disciplinaria contra ambos implicados en esta trama, Kiko y Estela han dejado caer su intención de pedir una hora sin cámaras. No cabe duda que la petición llega en el momento justo para intentar calmar la marea, aunque está por ver si la reacción de la audiencia a esta decisión es positiva o siguen pidiendo la cabeza de los jóvenes.

Estela y Kiko quieren intimidad

No cabe duda que el desgaste que se vive en ‘Gran Hermano VIP’ hace mella en todos sus concursantes. El paso de las semanas se traduce en el olvido de la sensación de vivir con decenas de cámaras que graban cada uno de los movimientos, por lo que los protagonistas se terminan desinhibiendo y mostrando su lado más íntimo ante el público. 

Kiko Jiménez y Estela Grande, dispuestos a todo para borrar su mala imagen en 'Gran Hermano VIP' | Mediaset

 

Esto es lo que les ha sucedido precisamente a Estela Grande y Kiko Jiménez, ambos enamorados fuera de la casa de Guadalix de la Sierra, pero que al tener a sus respectivas parejas a kilómetros de distancia han buscado refugio uno en el otro para poder pasar mejor esta etapa de sus vidas.

Como consecuencia, y como dice el dicho, el roce hace el cariño. Ahora, tras cuatro semanas de convivencia, parece que ese cariño ha ido en aumento y que tanto Estela como Kiko buscan un momento de soledad. De hecho, ha sido la misma esposa de Diego Matamoros quien ha pedido «una hora de intimidad. De intimidad de verdad». 

La solicitud no ha parecido molestar al novio de Sofía Suescun, segundo protagonista de este cuadrado amoroso, quien le ha reconocido que «me apetecería irme de aquí una hora». Está por ver si la deseada pareja formaliza su solicitud en el programa y si la dirección de ‘Gran Hermano VIP’ la termina autorizando. 

La audiencia pide la expulsión de Kiko y Estela

Sea de la manera que sea, Estela Grande y Kiko Jiménez tienen por delante un reto muy complicado. La audiencia ha dejado clara su desconfianza ante la pareja, de quienes no se creen su posible enamoramiento ante las cámaras de ‘Gran Hermano VIP’. 

Por ello, ambos deberán demostrar que lo que está viviendo en el interior de la casa de Guadalix de la Sierra es verídico, si no quieren acabar siendo las cabezas de turco del público del programa, que de momento no parece dispuesto a cambiar su percepción ante la actuación de los concursantes.

Está por ver entonces cuál será el porvenir de las próximas jornadas. Cabe recordar que Kiko Jiménez tiene por delante una prueba complicada, pues esta semana se enfrenta a una posible expulsión, en la que el público podría descargar toda su ira para poner punto y final a su etapa en el programa.

Comentarios